top of page

Waffles de avena

Esta receta de waffle es facilísima de seguir y salen increíbles. Como trato de evitar ingredientes refinados esta receta no tiene azúcares ni harinas procesadas y tampoco mantequilla (lo que hace que la receta sea considerada la versión "sana" de los tradicionales belgian waffles).


Beneficios de insumos:

  • Avena (para la harina): La avena tiene muchos beneficios. Tiene grasas insaturadas y ácido linoleico. Estas grasas, a diferencia de las grasas de origen animal, son consideradas saludables y necesarias en la dieta. La avena también tiene vitamina B1. Esta vitamina es esencial para el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. Otras vitaminas que se encuentran en la avena: E, B2 y minerales como el calcio, hierro, zinc, fósforo y magnesio.

  • Aceite de coco: Reduce el colesterol. El aceite de coco está lleno de grasas saturadas que aumentan el colesterol HDL (bueno) y reducen el riesgo de enfermedades cardíacas.

  • Huevos: Vitamina B5 (ácido pantoténico). Los huevos también tienen, en pocas cantidades, casi todas las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita, incluyendo: calcio, hierro, potasio, zinc, manganeso, vitamina E, folato y muchos más.

Para los toppings pueden ponerse creativos y aprovechar en incluir una variedad de frutas que te aporten con valor nutricional (a mi me encanta ponerle arándanos, fresas y plátanos).

Para endulzarlo pueden agregarle miel, agave, miel de maple (verifiquen que sea miel y no algún endulzante con "sabor a maple"), o también lo que hago muchas veces es agregarle mantequilla de maní en forma líquida (voy a poner la receta abajo).

Ingredientes:

  • 1 taza de avena

  • 1/2 taza de harina de almendras

  • 2 cdtas de polvo de hornear

  • ½ cdta de sal

  • pizca de canela

  • ¾ taza de leche vegetal

  • ¼ taza + 1 cda de acete de coco derretido

  • 2 huevos

  • 2 cdas de miel de maple/ageve

  • 1 cdta de extracto de vainilla


Preparación:

  1. En un bowl mediano, mezcla los ingredientes secos: harina de avena, polvo de hornear, sal y canela.

  2. En otro bowl, mezcla los ingredientes húmedos o mojados: leche, aceite de coco, huevos, miel de maple y extracto de vainilla.

  3. Mezcla los ingredientes húmedos en los ingredientes secos. Con una cuchara grande mezcla la masa bien (la masa va seguir siendo un poco grumosa). Yo recomiendo que la masa se deje reposando por 10 minutos para que la harina de avena tenga tiempo de absorber algo de la humedad.

  4. Conecta tu wafflera y cuando esta ya esté caliente, pon la masa sobre la plancha caliente -> (la cantidad depende de la wafflera que tengas pero normalmente se pone lo suficiente para cubrir el centro y la mayor parte del área de la superficie).

  5. Una vez que el waffle esté dorado y crujiente, pásalo a una bandeja para hornear o a un plato para que enfríe. (No pongas los waffles uno encima del otro porque se pueden malograr, si quieres puedes mantenerlos calientes metiéndolos en un horno a 200 grados hasta que esté listo para servir.

  6. Repite estos pasos con el resto de la masa que tengas.

  7. Sírvelos con frutas y algún endulzante natural y disfrutalos!



Comentarios


bottom of page